Marito, el chico que sale a robar para ir a comprar paco

Vive en San Juan. Tras varias fugas, ahora volvieron a internarlo en un instituto especial. No llega al metro 10 centímetros de altura y no pesa ni 30 kilos, con sus doce años.

No llega al metro diez de estatura, pesa menos de 30 kilos y en la Policía de la localidad sanjuanina de Rawson están convencidos de que es “un peligro en potencia”. Aunque, aclaran: “Si la droga le permite superar la adolescencia”.

Marito tiene 12 años y roba para comprar paco. Una dosis le cuesta seis pesos, como mínimo. “Una vez se metió en el camping de oficiales y se llevó 11.000 pesos. Imaginá la cantidad de pasta base que se hubiera fumado…”, aseguran a Clarín en la Comisaría 25a. Allí tiene al menos ocho ingresos, la mayoría por hurto. La Justicia de Menores provincial lo internó en un centro de trata de adicciones del que se escapó tres veces en menos de una semana.

La historia de Marito trascendió los límites de San Juan a principios de mes. El 3 de marzo le robó el arma a un policía en el barrio La Quebrada, de Rawson, para cambiarla por drogas. Dos días despuéslo encontraron con la pistola.

Por tratarse de un menor, la jueza María Julia Camus se lo restituyó a sus padres. “No la usó, sólo alardeó con ella en el barrio. No tiene físico para ejercer violencia ”, explican desde la Justicia sanjuanina.

Sin embargo, esa misma semana Marito volvió a caer por intentar robar un almacén de la Villa Don Pablo. El dueño del comercio lo sorprendió cuando intentaba llevarse 120 pesos de la caja. Era de madrugada y, después de meterse entre los barrotes de una ventana aprovechando su contextura pequeña, el dueño del local lo encontró escondido detrás de una puerta: “Me pedía perdón y que no llamara a la Policía. Estaba atemorizado y totalmente perdido por las drogas”, contó el hombre.

Marito fue llevado nuevamente a la seccional 25ª de la Policía de San Juan y quedó otra vez a cargo del Segundo Juzgado de Menores que encabeza la jueza Camus y de la Dirección de la Niñez del Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia, quienes decidieron internarlo para recuperarlo de su adicción.

El 8 de marzo fue ingresado al “Proyecto Juan” y quedó internado. Al día siguiente, la jueza lo fue a visitar y le hizo escribir una carta para su familia.

“Papá los quiero mucho. Mamá, no se preocupen. Los extraño. Yo estoy tranquilo, ustedes quédense tranquilos” , dice el texto.

Fuentes judiciales explicaron: “Él se crió solo y trata de sobrevivir. Viene del seno de una familia que no lo ha contenido. Durante la visita, la jueza lo vio asustado. No fue agresivo.

Simplemente preguntaba por qué tenía que estar internado y por cuánto tiempo ”.

Marito tiene dos hermanos por parte del padre, otros dos por el lado de la madre y es el menor de los tres hijos que tiene la pareja. El papá está desocupado y cartonea. Es analfabeto, al igual que la mamá. Cuando la jueza los citó para darles la carta que había escrito su hijo, se las tuvo que leer y también redactó la respuesta.

Desde la Policía describen que “es un chico que vive en situación de calle más de lo que reconoce su familia, maneja el lenguaje y se defiende. El propio padre nos dice que no sabe qué hacer con él, pero a su vez cuando lo vamos a buscar a su casa lo encubre. Estando en la comisaría, es inteligente como para agitar el calabozo ”.

A cuatro días de estar internado, Marito se escapó del “Proyecto Juan” . Al día siguiente la Policía lo sorprendió cuando intentaba llegar a la casa de su padre en la Villa San Damián “perdido, descalzo y sin comer”.

Nuevamente fue a parar a la comisaría 25ª, y luego fue restituido al centro de rehabilitación. El sábado siguiente se volvió a escapar.

La Policía lo halló ese mismo día cerca del barrio La Estación , donde compra el paco. “Nos volvió a decir que no quiere estar internado, que los grandes y los celadores le pegan y que a veces lo duermen”, relataron los agentes. Tras otra fuga del centro de adictos, esta semana lo atraparon de nuevo. Ahora está en un instituto de menores, a cargo de la Justicia sanjuanina.

POR MARÍA LAURA BALONGA publicado en clarín.com

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s