Mar del Plata. Fue retirado de la Escollera Sur el último buque hundido

Kronomether BuqueSe trata del “Kronomether”, el pesquero ruso de casi 85 metros de eslora que estaba abandonado en la zona del dique flotante. Proyecto para construir un nuevo espigón.

La Escollera Sur quedó libre de buques hundidos a partir del retiro del “Kronomether”, el ex pesquero ruso que con una escora de 30 grados sobre babor estaba abandonado en cercanías del dique flotante de SPI Astilleros.

Dos remolcadores impulsaron el movimiento del buque pasadas las diez de la mañana hacia la zona del Faro, donde será hundido y utilizado como atracción para el buceo.

La embarcación de acero naval, o lo que queda de ella, tiene 84,7 metros de eslora y 14 de manga, por lo que el operativo presentó aristas complejas. Sin embargo, las buenas condiciones del mar favorecieron el lento traslado.

Lo importante del caso es que se siguen recuperando espacios operativos. Desde el Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata (CPRMDP) estimaron que son trescientos metros de amarre, contabilizando también el retiro del “Tehuelche”, producido el año pasado.

 

Para ese sector está proyectada la construcción de nuevos muelles. Las autoridades hablan de erigir el Espigón 9, que se ubicaría en el tramo comprendido entre el Espigón 7 y 10. La obra tiene un presupuesto de 50 millones de pesos y todavía está en una etapa embrionaria.

 

Años de trabajo

 

El plan para despejar los muelles comenzó en 2005 y contempló el retiro de unas treinta unidades en desuso. Intervino Prefectura sobre las primeras veintisiete, de menor porte, y la UTE Emepa S.A.- Raúl A. Negro y Cía., sobre las últimas tres de mayor envergadura.

 

En total, el Consorcio, con apoyo de Provincia y Nación, recuperó casi 30 mil metros cuadrados de áreas operativas; pero en este tiempo volvieron a acumularse barcos que no registran actividad y representan una nueva amenaza.

 

Son cerca de una veintena de unidades. Varias de ellas están amarradas en una sección de la Terminal Internacional 2, donde días pasados quedaron con sus cascos expuestos sobre la arena a partir de una fuerte bajamar.

 

Desde el Consorcio trabajan para que no se perpetúe la estadía de estos barcos en la estación marítima local; aunque la maraña judicial y económica que rodea a los armadores responsables impone barreras no siempre sencillas de superar.

Fuente: pescare.com.ar

Reflotan buques hundidos en el puerto de Buenos Aires

La Administración General de Puertos y la Prefectura trabajan en conjunto para retirar 24 cascos sepultados en las profundidades de la Dársena F.

El interventor de la Administración General de Puertos, Sergio Borrelli y el Prefecto Nacional Naval, Luis Heiller, supervisaron las tareas de reflotamiento de un buque en la zona de Dársena F de Puerto Nuevo.

En esta dársena, se prevé un completo dragado y el material extraído, servirá de relleno para crear un nuevo espacio portuario que podría utilizarse para depósito de contenedores o estacionamientos de camiones. En esta terminal, se considera la posibilidad del manejo de cargas especiales y propias del Estado, además de transbordo. Como paso previo a este relleno, resulta fundamental extraer los cascos hundidos.

Tras el relleno, se ampliará el frente de atraque portuario en la calle 14, a lo que se sumará la recuperación de la calle 13 para el tránsito vehicular.

“Con este objetivo, se alcanzó un acuerdo con AUSA por el cual AGP cede algunos espacios en zona portuaria a cambio de que la empresa pongan en condiciones la calle 13, paralela a la dársena F, asfaltándola para que sea una opción más para mejorar el tránsito en esa congestionada zona de la ciudad. Con las areneras también se mejorará toda la zona y se recibirá otras firmas del rubro que se trasladarán desde la Boca a esa parte de puerto Nuevo”, adelantó Sergio Borrelli.

Durante la recorrida se mostró el primero de estos barcos rescatados, una goleta de tres palos, de 1919, que operó para el frigorífico Armour, que incluso tenía muelle y ferrocarril propio.

Lo notable del caso era que el casco del buque se encontraba en muy buenas condiciones.

“Hace 40 años que buscamos este buque hundido. Nunca naufragó. Tras la quiebra del frigorífico, vagó durante años por distintos muelles de Puerto Nuevo hasta que alguien abrió sus escotillas y lo hundió en Dársena F”, dijo a Transport & Cargo Rubén José Rodríguez, presidente de la Sociedad Marinera del Río de la Plata.

Por tratarse de un legado histórico, Rodríguez señaló que la idea es convocar a una suscripción popular para ponerlo nuevamente a punto para que sea buque escuela de marineros o museo flotante.

Un acuerdo

“Hemos acordado un plan de trabajo junto a la Prefectura Naval Argentina para reflotar barcos en esta dársena. De tal manera, contamos con la sólida experiencia de los buzos prefecturianos, la tecnología de última generación de que disponen y las grúas para realizarlo. Hay unos 24 cascos hundidos en la zona y la idea es removerlos todos para lograr reutilizar el lugar y que el mismo tenga un aspecto mucho más amigable con el ambiente y con la ciudad, cosa que hoy no sucede”, aseguró Borrelli.

También se realizará un dragado en la cabecera que se estará destinada a la división de salvamento y buceo, luego de los dos años que se espera que lleve esta obra. Esto se va a realizar mediante un proceso licitatorio que se pondrá en marcha en unos meses.

Se busca recuperar esta zona portuaria, para una mejor operatoria con embarcaciones menores y, además, una readecuación de la zona, para apoyo de dragas y areneras, que descongestione otros espacios que ahora ocupan en el puerto. De esta manera la zona logrará un aspecto que vuelva al puerto amigable con la ciudadanía, mejorando el paisaje que hoy está un poco descuidado y que podrá integrarse plenamente a la ciudad.

Este programa, junto a la prórroga de los contratos de concesión de las terminales privadas, forma parte de un ambicioso plan para lograr mejorar la competitividad de Puerto Nuevo.

Asimismo, el Estado se va a hacer cargo del dragado a 40 pies del puerto.

“ Esta profundidad es la necesaria para entrar dentro de la oferta regional, tanto del sur de Brasil como Montevideo, que ofrecerán pronto la profundidad que necesitan los grandes buques que hoy están operando. Hay que pensar en los próximos años. Aun en una visión pesimista el crecimiento del PBI de Argentina implicará que en una década se va a llegar a no menos de 3,5 millones de TEUs por año y ahí podrá operar en conjunto la infraestructura ofrecida por los puertos de Buenos Aires, Dock Sud y la nueva terminal del puerto La Plata, recalcó Borrelli.

Fuente: T&C, en cronista.com

 

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s