Una draga china destapa manejos en uno de los mayores puertos

Trabajadores-Necochea-Marcelo-Echegaray-AFIPEs el de Necochea, por donde salen 7 millones de toneladas de granos. La draga estuvo detenida por una interna.

Sillazo. Trabajadores del puerto de Necochea agrediendo a Marcelo Echegaray, hermano del jefe de la AFIP.
El viernes pasado se autorizó definitivamente el trabajo de la draga china Hang Jun 4011 en el canal de acceso al puerto de Necochea. Unos días antes la embarcación había logrado una habilitación “temporal”, pero recién luego de que los changarines de ese puerto coparan la Aduana local y agredieran a su titular, Marcelo Echegaray, hermano de Ricardo, el ultrakirchnerista jefe de la AFIP. El desencadenante de tanta furia fue que la draga estuvo inmovilizada durante una semana, manteniendo inoperativo el puerto y a la gente sin trabajo.

El “sillazo” contra el hermano de Echegaray, que ingresó a la Aduana en 2007, quedará como una anécdota. Pero el trasfondo del conflicto dejó mucha tela para cortar. La draga llegó a Necochea el 27 de abril pero recién comenzó a trabajar el 6 de mayo, tras los incidentes. En el interín hubo fuertes sospechas de corrupción y recrudeció la interna entre los grupos que pugnan por el manejo de ese puerto, vía de salida decasi 7 millones de toneladas de granos del sudeste bonaerense.

La versión oficial de AFIP fue que la draga no podía operar pues la empresa propietaria (Servimagnus-SDC Do Brasil, Servicios Marítimos, Rowing, Servidraga, UTE) “no estaba inscripta como importador y exportador”. Nadie en Necochea creyó demasiado en el argumento aduanero, por cuanto la misma firma había prestado servicios semanas antes en Mar del Plata, contratada incluso por el gobierno nacional.

Fueron inevitables las sospechas. Varios recordaron un episodio de abril de 2011, cuando Aduana impidió al buque Da Zhong descargar equipos para una empresa china que iba a producir Urea en Tierra del Fuego. El barco permaneció en rada 32 días y finalmente decidió poner proa hacia Chile.

Tres fuentes ligadas al Consorcio de Gestión de Puerto Quequén confiaron a Clarín que en este caso habría existido un pedido de coima por supuestos 1,8 millones de pesos. Ante la resistencia de la empresa, la draga permaneció inactiva. Y lo mismo sucedió con todo el puerto cerealero.

Otras fuentes atribuían la inexplicable parálisis a la pelea por el control de la terminal. Hasta setiembre de 2013, Quequén era dominada por el operador kirchnerista Roberto Pórcaro, de buena llegada a Carlos Zannini, al vicegobernador Gabriel Mariotto y al propio Ricardo Echegaray. Pero Pórcaro perdió gravitación luego de que el fiscal Jorge Campagnoli, que investigaba los movimientos financieros de Lázaro Báez, detectó que había recibido US$ 1 millón a través de Financial Net, una firma que integraba un improvisado consorcio al que se había cedido sin licitación una fracción del puerto, el denominado Sitio 0.

Esta irregularidad obligó a Daniel Scioli a desplazar al titular del Consorcio, José Luis De Gregorio, el delfín de Pórcaro, y a designar a un hombre de los exportadores, Martín Caraffo. Como éste empezó a ventilar algunos desmanejos (por ejemplo, gastos insólitos que transformaron en 2 años un superávit de más de $30 millones en un déficit de 11 millones), se especula que el episodio de la draga china pueda haber servido para esmerilar a la nueva gestión.

Fuente: Clarín.com por MATÍAS LONGONI

 

 

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s