Comprar a una refugiada siria a través de internet

refugiadas por internetAdolescentes y mujeres sirias en situación vulnerable caen en redes de prostitución
En Internet o a través de intermediarios sobre el terreno, son dadas en matrimonio
Detestable actitud de la empresa Facebook: En un principio dijo que no vulneraba su normativa.

“Refugiadas sirias para casarse”. Así de escueto y directo es el nombre de la página de Facebook que pretendía hacer de enlace para aquellos hombres que buscan una mujer para casarse. Su objetivo eran varones de una decena de países árabes y su éxito fue tal que acumuló más de 15.000 “me gusta” en sus cinco días de existencia. Fue retirada después de una campaña en la red, aunque Facebook indicó en un principio que no vulneraba su normativa.

“Divorciada, 26 años, de Siria, musulmana con velo que reside en Egipto”. Este es uno de los anuncios que aparecía en la página. El reclamo da a entender que es la misma mujer que se ofrece, ya que es “infeliz en la casa en la que vive” y busca a alguien “honesto y serio” que se haga responsable de ella y su hijo. La eclosión de estossitios de contacto responden a una demanda que ha crecido en muchos países árabes.

La página no ofrecía ninguna información suplementaria y tampoco respondía a los mensajes. Pero las dudas sobre su origen no ocultan que el tráfico de refugiadas sirias ha crecido desde el inicio del conflicto sirio en marzo de 2011. A pesar de la movilización que ha precedido a su cierre, otras siguen operando en la red. En ellas aparecen retratos de jóvenes con maquillaje o fotografías de chicas con aspecto adolescente posando ante las tiendas instaladas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que suelen poblar los campos que acogen refugiados sirios.

Redes sobre el terreno

Pero la mayoría de enlaces se siguen realizando a través de intermediarios sobre el terreno. “La forma más común para contactar es a través de gente local” explica la periodista local Ana Maria Luca, que ha publicado varios reportajes sobre el problema creciente en el Líbano. Más de un millón de sirios que han escapado del conflicto se han refugiado en este país.

Los intermediarios, dice Luca, pueden ser taxistas que reciben peticiones de los extranjeros que trasladan, imanes de las mezquitas más conservadoras o otras refugiadas sirias que buscan dinero. También hay trabajadores de pequeñas ONG implicados en el negocio, según denuncia un informe de Human Rights Watch (HRW). Estos intermediarios suelen exigir “menores de 16 o 17 años” para sus clientes.

“Conocí un joven sirio que dejó de trabajar en una pequeña ONG en el Líbano cuando se enteró de las exigencias del benefactor a cambio de financiar la asociación” continúa Luca. El donante, un acaudalado hombre de negocios saudí, pedía enlaces temporales con las adolescentes que se beneficiaban de la ayuda que ofrecía la ONG a cambio de no detener el flujo de dinero. Así podía mantener relaciones sexuales con ellas.

Los enlaces temporales -permitidos por el Islam- suelen llevarse a cabo en secreto ya que son considerados como una forma oculta de prostitución. En la ciudad libanesa de Trípoli, unos taxistas persiguieron a un compañero de trabajo para liberar a su hija adolescente. Este la había ofrecido a otra persona durante unos días a cambio de una importante suma de dinero.

Una tradición arraigada

Los matrimonios concertados siempre han existido en Siria y losenlaces con menores son una tradición arraigada en algunas zonas rurales del país. Pero antes se solían hacer entre familias cercanas y sin más dinero de por medio que el de la dote. “Hay una gran diferencia cuando estos matrimonios tienen su punto de partida en intermediarios como es el caso de la página de Facebook” explicaLama Fakih, de HRW. “El punto de inflexión es el dinero” continúa Luca, “lo que antes eran matrimonios arreglados se ha convertido en tráfico”.

La masiva presencia de refugiados sirios en varios países de la región y la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran ha favorecido el aumento de estas prácticas. ACNUR cifra en casi tres millones las personas inscritas en su registro. El 80% son mujeres y menores que sobreviven mayormente gracias a las ayudas y el dinero ahorrado con anterioridad.

“Este problema [de trata] es la manifestación de una situación de vulnerabilidad en el contexto del desplazamiento masivo de personas” continúa Fakih, “y lo que vemos aquí es como algunos individuos buscan aprovecharse de su vulnerabilidad”. Son muchas las familias que empujan a sus hijas menores al matrimonio por temor a los riesgos que corren o las penurias económicas que sufren.

Situación de indefensión

La primera razón esgrimida por los cabezas de familia para formalizar el enlace de sus hijas menores sirias es la tradición, según uninforme de ONU Mujeres realizado en el campo jordano de Zaatari, que acoje más de 100.000 refugiados. Más de la mitad de las menores -frente al 13% en el caso de los chicos- y el 6% de las niñas entre 12 y 14 años estaban casadas. Pero los siguientes motivos son el deseo de “proteger el honor de la familia”, “la protección de la menor” o “por razones económicas”.

Y es que el miedo a que las chicas sean agredidas es real. El estudio de HRW muestra como muchas de las refugiadas son acosadas sexualmente por “los empleadores, los propietarios de casas o incluso trabajadores de ONGs” y también hay informes que documentan la violencia sexual que sufren las refugiadas. Además, el riesgo crece cuando las mujeres tienen un empleo. El 80% de las refugiadas que trabajan lo hacen en el sector doméstico o en la agricultura, “conocidos por el alto riesgo de explotación sexual y físico” indica el documento de ONU Mujeres.

En cuarto lugar de razones esgrimidas aparece la cuestión económica. Salir de la penuria en la que viven empuja a muchas familias a casar a una de sus hijas.”Es la última cosa que quería hacer” explicaba desesperado Abu Mohammad, residente en el campo de refugiados de Zaatari, a AFP. Padre de seis, dio a su hija en matrimonio a un acaudalado saudí para que “ella y su familia tuvieran una vida mejor”.

Atajar esta trata se antoja difícil. La escasez económica que sufre gran parte de la población de los países árabes y la importancia del matrimonio les empuja a casarse con refugiadas porque es menos costoso. “En Egipto, el hombre debe poder asegurar el bienestar de la mujer antes de que la familia de ella acepte” explica Ahmad, un activista político que vive en El Cairo y que está de visita en Beirut. Las refugiadas sirias “son menos exigentes” y muchas de estos tratos se hacen en las mezquitas salafistas, uno de los movimientos más conservadores del Islam.

El crecimiento económico en Egipto desde la revolución es casi nulo y la gente que vive por debajo del límite de pobreza ha crecido en los últimos años hasta alcanzar una cuarta parte de la población total según cifras del Banco Mundial.

Tráfico y prostitución

Otras mujeres se lanzan a la prostitución o son captadas por redes de tráfico. Ahmad al-Ayubi desarrolla diferentes proyectos de ONG para refugiados en el norte de el Líbano. Esta región es la más pobre del país y en sus campos malviven miles de refugiados en tiendas improvisadas y con poca ayuda. “Una vez fuimos a visitar uno de los sitios para estudiar un posible proyecto y, cuando nos fuimos, una de las chicas invitó al policía que nos acompañaba a su tienda” explica al-Ayubi. Algunas llegan a pedir 5.000 liras libanesas (2,5 euros) por mantener relaciones.

Para luchar contra el tráfico, Fakih afirma que hay una doble responsabilidad. Primero, dice, deben ser los países de acogida los que deben investigar y perseguir aquellas personas que se lucren con la trata. Y a su vez, las ONG deben proveer el nivel de apoyo y protección que los refugiados necesitan para reducir su vulnerabilidad. “Pero esto no se puede hacer sin el apoyo de la comunidad internacional” concluye Fakih, “que asegure que los programas de prevención reciban el dinero necesario para llegar a toda la comunidad de refugiados” concluye Fakih.

Fuente: NICOLAS LUPO Especial para EL MUNDO Beirut

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s